viernes, 30 de octubre de 2015

La lluvia esperada.

... y mientras miraba arrodillado la lápida adornada con flores marchitas, dijo:

"Papá, ya soy kinesiólogo..."

Y comenzó a llover.

martes, 2 de junio de 2015

Halls of reflections


Waves reverberating through the glass halls
A labyrinth reflecting infinite shapes of your own
Scream to the images, make them tremble
Shatter the walls of your extinction
Release yourself from yourself

Echoes travelling far away
Enveloping every corner of the architect’s creation
A fragile structure extending to the horizon
The product of your self-judgment and denial
Don’t hesitate, meditate, resolve anguish

Deafening whispers consuming the air by the same source
Drilling deep inside the mind at high frequencies
Disrupting the flow of the sub-conscious
Take a deep breath, rewind the time
Unleash the energy and break your reflections

Shine bright like the burning sun
Don’t let it freeze, kindle the flame that sets you in motion
Walk through the halls as they shatter
Leave the broken pieces behind, follow the trail to the horizon
Find yourself, free yourself, release the hate

Once the halls remain as fragments of the past
Take these broken wings and follow the sun
Start living this life
Start feeling alive
Take the way back home… break down

domingo, 24 de mayo de 2015

Addicted



Kiss every wound inflicted by you
Let the poison mix with my blood
Addicted to the pain these wounds will remain open
Immolate every part of me
As I'm dragged to the oceans depths

Oh, you make me so hollow
Why can't you show me your true colors?
Drug me
Make me
Fool me
Kill me once again
Shattered I'm addicted to your pain

I'm the one bound to the other
Slowly extinguishing my soul
I cripple myself and refuse to move away
Trying to lay rest and fill the void in my heart
Watching the fake image of my eyes

Oh, you make me so hollow
Why can't you show me your true colors?
Your voice
Your heart
Your soul
I need them once again

Going deeper and deeper, I'm choking
You got the right to choose
And as we grow old
We'll never know how it could've been
It's a tale that will remain in the depths

Oh, you make me so hollow
Why can't you show me your true colors?
Drug me with your voice
Make me with your heart
Fool me with your soul
Kill me as I need you once again

It is said it's a matter of time
"Stop thinking with your mind"
"Soon you'll be released from this ache"
"And everything will start over again"
Yet I won't let it go

viernes, 8 de mayo de 2015

Tear the utopia






Crying over a dead tree
We pray to a fake god
The consequence of our own selfishness
Watch me as I tear the utopia apart

As we smile we choke among the crowd
Overwhelmed by everything
Overwhelmed by everyone
Repeat after me: “You are happy and free”

Don’t fail, don’t cry, you’re not allowed to die
Until you put a brick on the colossus
Concrete giants to protect us
And to reach the glory of the skies

Just for a moment
Until the first souls falls to the ground
Gather around him
As another one tries to take the spot

The cycle renews
There’s nothing to do
We are leaving a scar
And soon we’ll be falling too

You know the truth, now you’ll erase me
Keep walking and smile
The blindfold in your eyes
Will save you from watching our extinction

viernes, 13 de marzo de 2015

Moth Effect



Worshiping the blood goddess
Just a fool following the empty trail
So fragile, so naive
A desperate hollow
Looking for the flame

It is the goddess's charm
Hypnotized by her eyes

Looking for the blood goddess
Deaf to the words of the universe
What if? What if I could?
Just a little moth
Attracted by the flame

It is the goddess's charm
Mesmerized by her beautiful smile

Just a moth, nothing but a moth
I am in flames as I try to reach her
My wings immolate and I don't care
Burning as I fall
Drugged by the flame

Impossible to reach
She smiles and stand still
 Hoping that she will sing to me
I wait until there's nothing left of me
It is the moth effect
Slowly dying
By the flame

domingo, 11 de enero de 2015

El Escudo de Roble


Yacía tendido contra la pared de aquella estructura de piedra demolida mientras miraba con tristeza el estado en el que se encontraba su fiel escudo de roble. Su refugio temporal, una antigua torre vigía, le serviría para recobrar el aliento y sanar sus heridas. Caía el atardecer y con ella la claridad que otorgaba el panorama de aquella torre solitaria ubicada entre las cumbres cubiertas por una espesa nieve.
Presionaba su herida más profunda con una mezcla de tristeza e ira... aquel combate, del que apenas salió con vida, no podría considerarse una victoria, ya que hoy, su escudo terminó por ceder ante aquel impacto certero. Más duro que una piedra, con un diseño elegante y bello, aquel escudo vivió un sin número de batallas, dejando sobre su superficie años de experiencia que para su usuario eran inolvidables. A pesar de su peso, resultaba versátil y eficiente al momento de un enfrentamiento, por lo que en cada combate lograba proteger por completo a aquel guerrero de armadura oxidada... sin embargo, ahora se encontraba completamente astillado, tan solo dejando trozos de madera desparramados que en su conjunto aludían a una época próspera y tranquila.
El dolor se comenzaba a hacer insoportable y los buenos recuerdos de gloria no lograban apaciguar el amargo sabor de aquel fatal evento.
Un sentimiento de vulnerabilidad se apoderó de su corazón a medida que las llamas de la hoguera se tornaban cada vez más débiles, al mismo tiempo que el calor abandonaba su cuerpo... cerró los ojos un momento y se dejó acoger por la oscuridad de la noche.

"¿Acaso este es el final?"

"No... no lo es..."

"Sería todo en vano..."
 
Abrió lentamente sus ojos y vio cómo la última llama de su hoguera luchaba contra la ventisca por mantenerse con vida.

"Aún no..."

Observó por última vez su escudo de roble al mismo tiempo que dejaba caer un destello por su rostro. Tomó uno de los grandes trozos que se encontraban en el suelo y lo guardó con cariño, mientras que el resto de los trozos astillados fueron colocados con delicadeza en la hoguera... uno por uno... encendiéndola nuevamente con mayor fuerza, iluminando completamente la pequeña habitación de la torre y envolviendo con su calor a aquella alma agotada, apaciguando levemente su dolor.
Limpió su rostro y tomó con fuerza su alabarda para luego tratar de incorporarse lentamente... a su ritmo...
Seguiría su camino, siempre hacia lo alto de las montañas, donde la tranquilidad le sería otorgada algún día.

Sus batallas ya no serían tan fáciles, ya que ahora la experiencia se vería reflejada en él mismo... en su propia piel.

lunes, 17 de noviembre de 2014

Hoy hice lo correcto


http://www.deviantart.com/#/art/When-shall-I-be-free-131456153?hf=1



Era una mañana de un común día Jueves. Me volví a hacer consciente de mi existencia a eso de las 6:30 AM, justo cuando sonó la alarma de mi móvil y me logró sacar de mi sueño profundo haciendo sonar Good Morning, Good Morning de The Beatles. 
Hacía mucho tiempo que no pasaba una noche tan buena como aquella, dormí sin pensar en aquel amor incomprensible no correspondido, en los trastornos de integración sensorial que pueden afectar a los niños o en los conflictos estúpidos que aquejaban mi cabeza, como las peleas con mi familia o las deudas que tenía que pagar. Había sido una noche tan buena que amanecí con una energía inexplicable que se encargó de sacarme de mi cama de un solo salto; presentí que sería un gran día y que por lo mismo debía agradecerle al mundo semejante regalo, después de todo podría ser mi oportunidad para comenzar a revertir el flujo de mi vida. Hoy debía hacer lo correcto.
Como no había tiempo que perder, me apresuré al baño para asearme y enfrentar el día. Me desnudé e hice correr el agua de mi vieja bañera, la cual sorprendentemente no demoró más de una fracción de segundo en calentarse, definitivamente era una señal de que hoy era mi día. Al salir me miré en el espejo trizado de mi baño y tomé la decisión de afeitarme completamente. Así podría resaltar una gran sonrisa y quizás podría llamar la atención de alguna mujer; es interesante como uno puede pasar una gran cantidad de minutos cruzando miradas con una persona del otro sexo mientras va en el transporte público, es como si el destino quisiese que uno se encontrara con esa persona y le diera la oportunidad para conocerla... lástima que generalmente uno abofetea el destino y prefiere no tomar riesgos por parecer estúpido. Pero hoy sería distinto, hoy haría lo correcto.
Me vestí con la mejor ropa que tenía dentro de mi pequeño armario: una camisa blanca semi-formal y unos jeans azul oscuro. Me tomó un poco de tiempo acostumbrarme a este look ya que no suelo vestirme con colores tan claros, sino que prefiero más el negro, creo que es un color bastante enigmático y bello... lástima que no es tan bien visto a ojos externos, ya que siempre lo asocian a trastornos depresivos, la muerte de algún ser querido o incluso a que esa persona puede ser peligrosa. Pero hoy sería distinto, hoy haría lo correcto.
Me encargué de ordenar y limpiar mi pequeño departamento, ya que pronto se me hacía tarde para alcanzar a llegar a mi trabajo en el cyber. La labor no me tomó más de unos 15 minutos para dejarlo impecable. Nunca he esperado visitas durante el día, y hoy no era le excepción, sin embargo, tuve la sensación de que ordenando podría mejorar un poco el ambiente que tenía mi hogar. Incluso pensé en comprar unas plantas de interior para darle un poco más de vida a las paredes desgastadas por la humedad. No tenía mucho dinero para terminar el mes, pero quizás este nuevo ambiente me traería nuevas vibras e incluso algo de suerte... es típico de los hogares de buena situación que estén impecables y con muchas plantas  a diferencia del mío. Pero hoy sería distinto, hoy haría lo correcto.
Me cercioré de cerrar las ventanas y la puerta con llave para echarme a andar a pie a mi trabajo. Generalmente suelo tomar algún autobús en el paradero que está a 20 minutos de mi departamento. Luego de un viaje de otros 45 minutos en autobús llego a mi destino para caminar finalmente otros 15 hasta el cyber subterráneo donde trabajaba para pagar mis estudios. Pero hoy, a pesar del tiempo, quise andar a pie durante todo el recorrido, ya que anoche supe por un reportaje que caminar grandes distancias a diario hace muy bien para la salud tanto física como mental. Generaría este nuevo hábito y probablemente me ayudaría con esta nueva vibra que quería generar en mi vida, incluso podría hacer más ejercicio para ponerme en forma y cuidar de mi cuerpo. He visto tantos programas sobre cómo la gente muere por problemas del corazón y que las cifras a nivel nacional eran preocupantes. Pero hoy sería distinto, hoy haría lo correcto.
Llevaba poco más de la mitad del camino y sentía esta nueva energía recorriendo mi yo interno. Por fin me sentía parte de este mundo y de esta sociedad tan compleja. Por fin sentía que iba a poder lograr pagar mis deudas, sanar mi corazón, llevarme mejor con mi familia y terminar bien mis estudios... sentía que podría lograr cualquier cosa que me propusiera... por fin le encontré un sentido a la vida y este era vivir el día a día con la mejor cara, dejando de lado mis gustos extraños e insertarme dentro de este cúmulo de personas que conviven conmigo. Ser uno más en la comunidad, como todos. Gustos, pensamientos, estilos, todo.
Finalmente, luego de esperar la luz verde para peatones y ver como todos cruzaban la calle mientras aún estaba la luz roja, crucé la última calle que me separaba de mi destino y fui arrollado por un conductor apresurado, matándome de forma instantánea...

Hoy fue distinto...

Hoy hice lo correcto...